Colombia; COVID-19 y pruebas de bajo costo un avance en la detección del virus;UNAL

Solución química en pruebas COVID-19, un avance en la detección del virus

Esta solución de bajo costo, estable y fácil de reproducir fue desarrollada por docentes, estudiantes y el Grupo de Investigación en Hormonas de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), y actualmente se encuentra en proceso de validación por parte de la Secretaría de Salud del Distrito.

Los resultados de la prueba con la solución son comparables con los de las pruebas tradicionales, y son adecuados para pruebas de tamizaje aplicables a lugares con alto índice de contagio o de amplia circulación de personas como estaciones de transporte público y aeropuertos.

Según el doctor Mauricio Urquiza, docente de la Facultad de Ciencias de la UNAL, la solución representa una alternativa viable para los municipios y territorios de escasos recursos y que no cuentan con el equipo necesario para realizar las pruebas PCR, lo que permite saltarse el paso de purificación de la muestra (que requiere reactivos costosos) y disminuiría el riesgo de contagio durante la manipulación y el transporte de esta, un factor que genera alto estrés para el personal de la salud debido a los protocolos que deben implementar.

Una propuesta pionera en Colombia

Aunque en otros lugares del mundo existen pruebas similares, su alto costo y difícil implementación no la hicieron viable en el contexto colombiano. Tras probar distintas patentes disponibles con resultados insuficientes en las pruebas de laboratorio, los investigadores optaron por elaborar algo propio, debido a la inestabilidad del ácido ribonucleico (RNA) viral en la matriz de la cual proviene. El profesor Urquiza destaca que esta es la primera solución de este tipo desarrollada en el país.

Tradicionalmente se toma la muestra con el hisopo a través de la nariz o la boca, girando varias veces y después se pone en un frasco pequeño que se lleva al laboratorio. Una vez allí, el personal encargado de recibirlo debe corroborar que las muestras lleguen completas y bien empacadas. Hasta ese momento el virus viene activo y con riesgo de infectar.

Luego sigue el proceso de purificación, el cual consiste en colocar la muestra en una columna de resina –un tubo especial que permite tratar líquidos– que pasa por centrifugado y al cual se le agregan soluciones químicas para eliminar sustancias como las proteínas y los lípidos, y se extrae solo el RNA de la muestra. Dicho extracto es una mezcla del material genético de la persona y del RNA del coronavirus, si está presente.

Esta nueva solución se agrega directamente sobre la muestra de hisopado y en seguida pasa a la fase de PCR, ahorrando los procesos de purificación.

Otra de las opciones consiste en tomar la muestra y acoplar esta nueva solución para detectar el virus con nuevas aproximaciones de pruebas rápidas para COVID-19 como LAMP –por sus siglas en inglés loop-mediated isothermal amplification–, una prueba de PCR de detección colorimétrica en la cual se identifica la muestra positiva en color amarillo y la muestra negativa en color rojo. Esta técnica duraría solo una hora en arrojar los resultados y le sería útil a las regiones alejadas del territorio, ya que no necesitan de un laboratorio especializado, por lo que los resultados se entregarían de forma ágil.
Según los investigadores, el costo de la producción del reactivo es mucho más bajo que la prueba tradicional PCR que cuesta alrededor de 280.000 pesos, sin contar con los equipos necesarios para realizar la extracción cuyo costo es cercano a los 60.000 pesos.

La alternativa propuesta disminuiría al menos el 30 % del valor, pues su precio sería cercano a los 5.000 pesos, a la vez que se ahorra tiempo, material plástico utilizado para el transporte de las pruebas y uso de equipos, entre otros.

Resultados confiables

Las muestras con la solución se compararon y verificaron con otras pruebas PCR, y se obtuvo una concordancia del 90 % en los resultados; se espera que en las próximas semanas se dé luz verde para realizar un mayor número de muestras y validar el protocolo.

“Actualmente estamos puliendo detalles de la patente y esperando la aprobación por parte del Comité de Ética y la Secretaría de Salud Distrital para poder empezar a utilizar esta solución en pruebas tomadas en la saliva, pues estudios preliminares han demostrado que funciona, pero se deben hacer más pruebas, al menos 700”, concluye el docente Urquiza.

tomado de Sharon D’yana Mejía CampoUnimedios Bogotá

https://unperiodico.unal.edu.co/pages/detail/solucion-quimica-en-pruebas-covid-19-un-avance-en-la-deteccion-del-virus/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
💬 ¿Podemos ayudarte?
Hola 👋🏽 Cuéntanos las noticias de tu comunidad, envíanos tus fotos, vídeos, denuncias, historias de vida.

Lo que pasa en tu ciudad, barrio o vereda es importante para nosotros www.aldeasur.com.