ONIC; Los soldados secuestraron por día y medio a la niña de 12 años y la sometieron a violaciones reiteradas

“Los soldados secuestraron por día y medio a la niña de 12 años de la comunidad indígena y la sometieron a violaciones reiteradas, por lo cual deben pagar”, reveló Gerardo Jumi Tapias, el delegado y vocero oficial de la Organización Nacional Indígena de Colombia, ONIC, para este lamentable caso
En entrevista con RCN Radio, el dirigente señaló que médicamente está confirmado que la niña de la comunidad indígena Menduará del Resguardo Gito Dokabú, del municipio de Pueblo Rico en Risaralda, fue accedida carnalmente por varios hombres integrantes del Ejército nacional, que patrullaban esta zona limítrofe entre los departamentos de Risaralda y Chocó.

Jumi Tapias fue enfático en indicar que los soldados implicados secuestraron a la niña y la llevaron a un lugar aún por establecer, donde fue objeto de violaciones, tal como lo revela la valoración hecha por las autoridades salud.

“Ya la niña ha sido revisada médicamente y está expedido el certificado oficial de la ocurrencia de un acto violento”, reiteró el dirigente nacional indígena.

Bajo tales circunstancias, la ONIC está solicitando que se inicie sin retrasos la investigación judicial, ya que todo el hecho está comprobado, no hay contradicción y ya hay unos responsables.

Esperamos que a esta altura de cometido el delito, ya estén capturando a los implicados, todos integrantes el ejército, pues está plenamente establecido que quienes fueron los que cometieron el delito”, precisó.

Jumi Tapias fue enfático en indicar que hasta el momento la organización nacional indígena del país no ha recibido explicación, ni disculpa alguna por parte del Ejército Nacional.

En este sentido, pidió a la fuerza militar que actúe en consonancia con la gravedad de los hechos y que facilite las labores de las autoridades judiciales, no sólo para esclarecer los hechos, sino también para castigar a los uniformados responsables de tamaño hecho.

FISCALÍA GENERAL DE LA NACIÓN.

Por su parte La Fiscalía General de la Nación ordenó el inicio de una investigación penal para esclarecer los hechos que rodearon el caso de abuso sexual de una niña de la comunidad Embera Chamí, en Risaralda, el cual habría sido cometido por al menos siete soldados del Ejército Nacional.

De acuerdo con los hechos denunciados, la víctima de este caso fue una menor de 12 años de edad, perteneciente a una comunidad indígena en Apía (Risaralda).
Ante la gravedad de los hechos, el caso fue asignado de manera inmediata al despacho de una fiscal de la Seccional del departamento de Risaralda.
Una vez se inició la respectiva indagación, la fiscal especializada, a cargo del proceso, ordenó adelantar la actos urgentes de investigación para recopilar los respectivos elementos de prueba que contribuyan a determinar prontamente quienes fueron los responsables.
A través de un comunicado, el propio Comando de la Octava Brigada del Ejército, señaló que este hecho se registró el pasado 22 de junio en el corregimiento Santa Cecilia, en Pueblo Rico (Risaralda), por parte de varios uniformados pertenecientes al batallón San Mateo.

“En hechos que son materia de investigación, se tuvo conocimiento que, en horas de la tarde del 22 de junio de 2020, al parecer un grupo de soldados, pertenecientes al Batallón San Mateo, estarían inmersos en un posible caso de abuso sexual, al parecer con menor de edad, perteneciente al Resguardo indígena Embera Chamí”, señala uno de los apartes del documento divulgado por el Ejército Nacional, en el que se confirmó que ya se iniciaron las investigaciones para esclarecer estos hechos.

El Ejército agregó también que “según información preliminar, el deplorable hecho fue colocado en conocimiento del comandante de la unidad por parte de un suboficial; de inmediato se puso en conocimiento de la autoridad competente, con el fin de constatar la situación denunciada e iniciar las acciones a que haya lugar, que permitan esclarecer los hechos y posibles responsables”.

Cabe mencionar que después de denunciar este caso, la menor fue trasladada al puesto de salud del corregimiento de Santa Cecilia para las valoraciones y exámenes médicos correspondientes, además del proceso de restablecimiento de sus derechos por parte de la Comisaría de Familia de esa población.

Finalmente, el Ejército rechazó este tipo de acciones y anunció que en los próximos días se conocerán decisiones al respecto.

PRESIDENTE DE COLOMBIA 

Por su parte el Gobierno de Colombia indicó que como un  acto “ruin” así calificó el presidente de la República, Iván Duque, la violación de una menor indígena embera que habría sido cometido por varios soldados del Ejercito, en hechos ocurridos en el departamento de Risaralda.

En el mismo sentido se pronunció el ministro de DefensaCarlos Holmes Trujillo, quien no solo rechazó el abuso sexual contra la menor indígena sino que pidió sanciones severas para los autores de un delito, que calificó como grave y reprochable.

No toleramos ningún tipo de abuso a menores de edad y mucho menos cuando involucre uniformados, que enlodan honor de las fuerzas con actos ruines como el denunciado en Pereira contra niña indígena”, señaló en principio el Jefe del Estado en un mensaje enviado a través de Twitter.

Agregó que “he dado orden a @mindefensa apoyar diligentemente investigaciones de @FiscaliaCol“.

Entretanto el jefe de la cartera de Defensa señaló que es necesario que se tomen medidas frente a este caso que calificó como grave y reprochable.

De igual modo, Trujillo García aseguró que ya entregó directrices a los altos mandos del Ejército para que revisen el caso y, de ser necesario, aplicar sanciones severas.

En relación a la investigación que se adelanta por parte de la Fiscalía General de la Nación, el ministro de Defensa pidió al comandante del Ejército que, además de tomar las medidas necesarias, debe colaborar con el trabajo que se adelanta para determinar estas responsabilidades.

En relación a este mismo caso, el Ejército Nacional anunció que se iniciaron las investigaciones para esclarecer el caso de abuso sexual de esta menor perteneciente a la comunidad embera chamí en Risaralda y que habría sido cometido por al menos siete soldados de esa institución, que se encuentran en operaciones en esa región del país.

EJERCITO DE COLOMBIA.

A través de un comunicado, el Comando de la Octava Brigada del Ejército señaló que este hecho se registró el pasado 22 de junio en el corregimiento Santa Cecilia en Pueblo Rico (Risaralda), por parte de varios uniformados pertenecientes al batallón San Mateo.

En el mismo documento, el comando de esa brigada del Ejército señala que “según información preliminar, el deplorable hecho fue puesto en conocimiento del comandante de la unidad por parte de un suboficial”.

Destaca que de manera inmediata se puso en conocimiento de la autoridad competente, con el fin de constatar la situación denunciada e iniciar las acciones a que haya lugar, que permitan esclarecer los hechos y posibles responsables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
💬 ¿Podemos ayudarte?
Hola 👋🏽 Cuéntanos las noticias de tu comunidad, envíanos tus fotos, vídeos, denuncias, historias de vida.

Lo que pasa en tu ciudad, barrio o vereda es importante para nosotros www.aldeasur.com.