Las vueltas de un cadáver y el dolor de la familia en San AGUSTÍN.

EL AMANECIÓ MUERTO 

Don MARIO* amaneció sin vida, indicaron sus familiares quienes a las 7 y 30 am promedio se dieron cuenta de la situación en una vereda del Centro poblado de Obando en el Huila.

Su cuerpo permanecía en la cama donde pereció, sus familiares ante la situación del Covid-19 llamaron al Hospital y a la Funeraria.

La entidad funeraria atendió el caso y reportó a los galenos en el Hospital de San Agustín encargados de la situación en la zona rural, para que realizaran lo pertinente; hacia el mediodía nadie había llegado del Hospital o de la secretaría de salud para conocer el caso como indican los protocolos.

Según fuentes, el médico le indicó a la familia que enviara unas fotografías vía Whats App para verificar el caso y así se entregaría el acta de defunción para su posterior sepultura y manejo por parte de la Funeraria.

Se enviaron las fotografías y nada que se remitía acta de defunción para el manejo de la funeraria (Asunto no protocolario) hacia las 4 pm, los familiares indignados llamaron al médico del Hospital de San Agustín para que se indicara que hacer y el galeno les dijo que debían llevar el cadáver.

LOS PROTOCOLOS FALLARON

Los protocolos indican que donde muere la persona debe ser verificada por médicos y realizar una acta o levantamiento como lo indica la norma y entregar acta de defunción.

NO EXISTIÓ DEBIDA COMUNICACIÓN CON LOS FAMILIARES. 

Ante la exigencia del médico que debían llevar el cadáver, la funeraria atendió el pedido del traslado del cuerpo y hacia las 4 y 10 pm llegó al hospital, el cadáver permaneció en el vehículo funerario y nadie atendía, solo hasta las 8 pm de este martes, según los familiares se entregó el acta de defunción a regañadientes y con la información inclusive de los médicos y secretaría de salud asumiendo que se habían cometido muchos errores.

El cadáver fue entregado a sus familiares y de nuevo trasladado por la funeraria a una vereda de Obando para su velación, porque a esta hora no hay servicio de sepultura, el cementerio de esta comunidad está cerrado, según se conoció, el proceso de entrega de acta de defunción se realizó sin un peritaje pertinente rompiendo todos los protocolos en este tipo de casos, solo se hizo una mirada al cadáver en la carroza de la funeraria por parte del médico.

El cadáver será enterrado este miércoles 6 mayo lo más temprano posible tipo 7 am dijeron sus familiares.
La situación fue puesta en conocimiento de las autoridades a nivel departamental, La secretaria de Salud, La procuraduría y Fiscalía,

Todas las preguntas nacen en este tipo de casos.

¿Por qué no se realizó el protocolo pertinente y exigido?
¿Por qué los médicos no atendieron el caso con prontitud como indica la norma?
¿Era un paciente con covid-19? quedan las dudas.
¿Cuántos riesgos mantienen quienes manipularon el cuerpo, su familia y la comunidad?

¿ Dónde está el Ministerio Público garantizando a la ciudadanía la defensa de sus derechos e intereses.?

MARIO* Nombre ficticio.

Todas las Fotografías  son de apoyo a la nota periodistica. .

investigación Aldeasur.com 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
💬 ¿Podemos ayudarte?
Hola 👋🏽 Cuéntanos las noticias de tu comunidad, envíanos tus fotos, vídeos, denuncias, historias de vida.

Lo que pasa en tu ciudad, barrio o vereda es importante para nosotros www.aldeasur.com.