DENUNCIAN: No recibió atención oportuna por parte del batallón.

José Marcos Montero Paredes, llevaba dos meses en el batallón José Hilario López en Popayán – Cauca,  definiendo su situación militar, cuando enfermó de repente.

Según se conoció el joven, manifestó sentir un dolor fuerte en la pierna izquierda, hecho que reportó a su comandante al mando en ese momento.  De acuerdo a la misma versión entregada por el joven la respuesta que recibió fue “Duerma que eso se le quita”.

Sin embargo con el pasar de los días el soldado regular siguió con el dolor, el cual le impedía caminar. 

Ante la situación fue enviado al dispensario del batallón donde le ordenaron algunas terapias, las cuales fueron dirigidas por otro soldado. 

La familia de José Marcos Montero Paredes, hace pública la denuncia de que hubo negligencia, no hubo buen trato y tampoco les avisaron las condiciones de salud en que su familiar se encontraba, su padre viajó desde el departamento del Huila, para ponerse al tanto.

Nos enteramos por los mismos compañeros de él” Indicó el hermano de José Marcos quien finalmente fue llevado para recibir atención médica en Popayán pero al parecer su salud ha empeorado debido a que en su organismo hay una bacteria.

Temen que la situación empeore, y aseguran que los mismos médicos han solicitado que le realicen un traslado de urgencias a un lugar especializado.

Así lo denuncian:

Los primeros días en el hospital, con sus pocas fuerzas pudo narrar parte del trato que recibió en el batallón:

Fuente *ElInformativoRegional

PeriodistaCapital

PERIODISTA BOGOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Aldeasur.com está a prueba de Stephen Fry gracias a la caché de WP Super Cache