Murió, el río no lo dejó pescar.

En la noche del 9 de marzo Miguel Antonio Rengifo Gómez de 77 años instaló en la parte alta del río Granates en la vereda el Diamante del municipio de Saladoblanco en el sur del Huila unos anzuelos para poder recoger una buena pesca al día siguiente.

Don Miguel es un agricultor que vivía de sus cultivos de café pero ocasionalmente aprovechaba las subiendas del río para llevar buen pescado a casa; el viernes 10 de marzo madrugó como siempre y a las 6 de la mañana volvió al río para ver lo que habían logrado sus anzuelos pero inesperadamente aumentó el caudal del mismo por las fuertes lluvias de la noche anterior y don Miguel Antonio no logró escapar del agua.

Sus familiares al ver que no regresó a casa pidieron ayuda a las autoridades quienes inspeccionaron la zona y concluyeron que posiblemente se lo había llevado la fuerte corriente del río.

Bomberos voluntarios del municipio de Saladoblanco realizaron recorrido durante todo el día sobre la ribera del río y finalmente lo encontraron sin vida sobe las cinco de la tarde unos metros más abajo de donde había dejado sus anzuelos.

Unidades del CTI adelantan las labores de levantamiento.

Fotografía de apoyo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
💬 ¿Podemos ayudarte?
Hola 👋🏽 Cuéntanos las noticias de tu comunidad, envíanos tus fotos, vídeos, denuncias, historias de vida.

Lo que pasa en tu ciudad, barrio o vereda es importante para nosotros www.aldeasur.com.