El candidato del Arcoiris a la Cámara por el Huila: “No soy cuota de nadie ni hago parte de ninguna maquinaria”

Impactos: 56

“No soy cuota de nadie ni hago parte de ninguna maquinaria”

El candidato a la Cámara por el Huila, del Movimiento Salvación Nacional, Joaquín Fernando Sánchez Peña dialogó  sobre las propuestas que le presentará a los opitas para ganar su confianza y contar con su voto.

En la carrera hacia la Cámara de Representantes por el Huila, Joaquín Fernando Sánchez Peña tiene el tiempo en su contra y por eso le apostará sobre todo al sur, pero el centro del departamento y Neiva también recibirán su visita.

El único candidato por el Movimiento Salvación Nacional se destaca por su discurso ambientalista y desarrollo sostenible.

¿Quién es Joaquín Fernando y qué le propone al Huila?

Soy médico veterinario zootecnista, tengo 54 años y estudio una maestría de bosque y conservación en la Universidad Nacional, y guianza profesional en el Sena. He sido profesor en varias universidades e instructor en el Sena, en temas de conservación y desarrollo de agrícola y turismo sostenible.

Uno de los temas que más me ha movido es el desarrollo y erradicación de la pobreza.

Me mueve la necesidad y el compromiso con muchos jóvenes, la desaparición de los bosques y la desertización que cada día crece más en el Huila. Y uno puede hacer dos cosas: quedarse cómodamente en la casa, o tomar acción y yo he decidido la segunda.

Es la gestión para que se cumpla el Compes para el Macizo Colombiano una de las banderas que quiero proponerle al Huila y llevar al Congreso, pues esta es la herramienta de desarrollo sostenible más importante de los últimos años para toda la región.

Como novato en política, ¿cómo arremeterá contra las grandes maquinarias?

Yo soy novato en política, pero no en gestión ni en la formulación de proyectos ni creación de actividades concretas para salir de los problemas.

Y creo en que con una alternativa nueva como la mía, que es mi primera vez en aspirar a un cargo de elección popular, pero además con el Movimiento de Salvación Nacional les estamos ofreciendo una alternativa. Un movimiento nuevo y sin vicios de la maquinaria electoral.

Sé que la política es el arte de servir a la gente y eso es lo que en mi corazón y con convicción me hace estar aquí.

Para usted, ¿cuáles son los tres principales problemas del Huila?

Si uno lo divide en dimensiones puede hablar de lo social, económico, política y ambiental, sin embargo, desde mi perspectiva y de lo que hago, me baso en lo que considero es fundamental para todas las demás: ¿cuál es la base de la vida? Los ecosistemas, el agua, el bosque y eso no es poema, es una realidad.

Veo un problema gravísimo y es la desertización que crece aceleradamente en Huila, la erosión y pérdida de los suelos afectan los cultivos, por ejemplo, del café.

También otros problemas en el mediano y largo plazo, como el cambio climático global y el departamento por su ubicación es uno de los que más será afectado por este fenómeno.

En 30 o 40 años la temperatura en Huila aumentará desde un grado hasta cuatro. Eso es tan grave que puede desplazar el cultivo del café, que en este momento es la base de nuestra economía, que aumente la cota de altura donde se siembra, y en algún momento se va a estrellar con los pocos bosques que quedan.

El cambio climático siendo un problema también se convierte en una oportunidad, porque adaptarnos requiere nuevos conocimientos, tecnologías, desarrollos y eso a su vez genera empleo; por ejemplo los grupos de monitoreo de biodiversidad.

¿Qué opina de la manera en que se está desarrollando del turismo?

Si bien el turismo ha ido aumentando en el departamento y eso en bueno, veo con mucha preocupación la forma en cómo se está haciendo.

El Huila no tiene un plan de ordenamiento eco-turístico que le diga a los empresarios y prestadores de servicio cómo deben desarrollarlo sin afectar la naturaleza. Están construyendo hoteles cerca de humedales generando problemas que no se sabe cómo se van a controlar.

El desierto de La Tatacoa es un área protegida, pero la promoción desmedida ha generado un desorden en la actividad turística como tal.

Y así está pasando en la zona sur del Huila.

Si se va a hacer turismo en sitios naturales, hay que saber cómo los proyectos afectan a la flora y fauna y lo que construyamos debe estar acorde a esos límites que impone la vida.

¿Cómo financiará su campaña y cuánto costará?

Tengo un estimado de entre $30 millones y $40 millones, posiblemente me cueste más y esos recursos salen de mi bolsillo y el de mi familia, ellos están haciendo un esfuerzo.

¿Es cuota de alguien?

No. Absolutamente. Eso es algo que creo es interesante para la gente del Huila, yo no soy cuota de nadie ni hago parte de ninguna maquinaria electoral, no tengo un gran barón detrás mío.

Mi aval no me costó un peso, solamente fue tomar decisiones y aceptar la oportunidad. Las personas que están liderando el partido conocieron mi hoja de vida y a pesar de que no soy político vieron una oportunidad por mi experiencia en gestión. Y les gustó.

¿A cuántos votos aspira?

A 50.000 votos en el Huila, si me logran escuchar todos los huilenses y si alcanzo a llegar a ellos.

Finalmente, ¿quién cree que es su rival más fuerte?

Para mí el rival más fuerte es la maquinaria electoral de partidos tradicionales. Desafortunadamente la política se mueve es comprando votos.

 

por Caterin Manchola 27 enero, 2022 la nacion.com.co

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous post Se acabará el IVA: Las propuestas de los candidatos al Congreso y lo dificil de Cumplir.
Next post Si estaba afiliado a Medimás, consulte aquí su nueva EPS y resuelva sus dudas
Close