Tesoros históricos de la humanidad podrían desaparecer.

Los diferentes desastres naturales, la contaminación, entre otros factores, contribuyen a que monumentos con miles de años de antigüedad estén en peligro de desaparecer, entre los más amenazados se encuentran el Cerro de Oro en Perú, sitios en México y el Caribe afectados por huracanes y terremotos y el pueblo italiano de Amatrice, están amenazados por la guerra, desastres y urbanización, dijo el lunes un grupo de conservación de monumentos.

Días después de que Estados Unidos e Israel abandonaron la agencia cultural de ONU, UNESCO, el Fondo de Monumentos del Mundo -WMF por su sigla en inglés- anunció los 25 lugares en riesgo en su lista bianual.

345_2.jpg

En Chile, el ramal Talca-Constitución, construido entre 1888-1915, es la última vía de ferrocarril angosta activa, con un metro de ancho, en el país y testimonio de la identidad cultural de las comunidades que une el trecho ferroviario, afirmó WMF.

El sitio arqueológico del Cerro de Oro, ubicado a unos 140 kilómetros al sur de Lima, enfrenta saqueos y abandono, dijo WMF en su sitio web. Aunque no se ha explorado en su totalidad, restos hallados en el lugar revelan varias etapas de ocupaciones durante 1000 años. Los restos más antiguos datan de los años 550-850, agregó.

345_1.jpg

 

Entre los sitios también figuran arte rupestre de más de 100.000 años en las colinas de Matobo en Zimbabue: arquitectura del período tras la independencia en Nueva Delhi, India: Eliyahu Hanavi, la última sinagoga activa en Alejandría, Egipto y 12 edificios de la época de la lucha por los derechos civiles en Alabama, Estados Unidos.

“Es una lista y un grupo de lugares que cuentan la historia de cómo nosotros, como seres humanos y sociedades, interactuamos con los lugares que son más importantes para nosotros y dan significado, definición e identidad a nuestras vidas”, dijo Joshua David, presidente y presidente ejecutivo de WMF, en una entrevista antes de la divulgación de la lista.

WMF es una organización sin fines de lucro que trabaja con gobiernos y comunidades para conservar sitios históricos. Ha participado en la restauración tras terremotos en Italia, Japón y México y en la conservación de los templos de Angkor en Camboya.

En la lista del 2018 se incluyen un zoco destruido por la guerra en Alepo, Siria; la Ciudad Vieja de Ta’izz en Yemen; el minarete Al-Hadba’ de Mosul, Irak; la región del pueblo Sukur en Nigeria y la comarca de El Bierzo, en España.

Los desastres naturales también influyeron con sitios dañados este año por huracanes en el Caribe y áreas destruidas por terremotos en México e Italia, como el pueblo de Amatrice devastado en 2016. El creciente nivel del mar amenaza a los famosos muelles de la ciudad inglesa de Blackpool.

Con información de Infobae

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: