Video: El puente circular de Uruguay que está en boca de todos:

El puente futurista podrá reducir la cantidad de accidentes, contribuir al desarrollo de la zona y atraer a más turistas.
Captura de pantalla

En Uruguay se ha inaugurado un puente circular sobre la Laguna Garzón, que une la ruta entre las costas de la ciudad de Maldonado y el departamento de Rocha, camino que antes se podía atravesar únicamente en balsas. La obra, diseñada por el arquitecto uruguayo Rafael Viñoly, mide 323 metros de largo y 51,5 de ancho. La construcción se ha realizado de tal modo que se puede atravesarlo en auto, bicicleta o incluso andando, informa el noticiero Tele13.

El concepto futurista del puente fue escogido por varias razones. Además de que la forma circular hace que se reduzca la cantidad de accidentes, puesto que la velocidad del tráfico disminuye al pasar por la curva, además, las autoridades señalan que la construcción del puente contribuirá al desarrollo de la zona y atraerá a más turistas. Además de estos motivos, los creadores indican que, al reducir la velocidad, los conductores podrán disfrutar de vistas impresionantes de la laguna.

La obra, cuyo precio rondó los 12 millones de dólares, fue financiada en un 90% por Eduardo Constantini, un empresario argentino.

Por su parte otros indican que “Uruguay construyó este puente estúpido por razones estúpidas”, asegura una publicación estadounidense sobre el puente de Laguna Garzón.

La inauguración del puente sobre la Laguna Garzón, con su diseño circular, se convirtió en noticia curiosa en Estados Unidos recién en los últimos días. Al menos tres medios digitales de ese país (Detroit News, Bored Panda y Jalopnik) dedicaron un artículo a comentar la curiosa forma del puente.

El último de estos medios fue el más directo sobre sus apreciaciones al respecto del puente, diseñado por el arquitecto Rafael Viñoly. “Uruguay construyó este puente estúpido por razones estúpidas”, tituló, con una foto ilustrativa de Laguna Garzón.

“Las razones tienen sentido, pero son tontas. El puente no es insultante. No es horrible. Es bastante tonto”, asegura el artículo, que se maneja en tono irónico en toda su redacción.

“Las dos razones principales por las que el puente es un círculo y no una ruta directa son dos: 1. Ayudar a los automovilistas a cruzar la laguna y lucir bien cuando lo hacen. 2. Enlentecer el paso de dichos automovilistas”, informa la nota, que cita declaraciones del arquitecto Rafael Viñoly al respecto.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: