Presidente sentado en el suelo, causó sensación.

Las imágenes del presidente suizo en Nueva York, sentado en el suelo, han generado en las redes sociales una oleada de comentarios.

El presidente de Suiza, Alain Berset, decidió sentarse al borde de la acera durante la Asamblea General de las Naciones Unidas celebrada en Capital del mundo.

Ver sentado en el suelo a un hombre importante llamó la atención de las redes sociales, sobre todo en África.

Un bloguero utilizó el ejemplo para criticar al presidente ugandés:

Mientras la imagen se hacía viral, los usuarios seguían haciendo sus aportaciones a la noticia diciendo que, durante la Asamblea de la ONU, Berset había preparado su comida en un pequeño apartamento con empleados. Un portavoz aclaró el asunto y declaró al portal de noticias que Berset, como es habitual, se había alojado en un hotel.

Cuando no está de viaje e inspirando memes, Berset, ocupa el cargo de ministro del Interior. Y no es el único líder suizo al que no le preocupa mancharse los pantalones.

 

Sentada en las escaleras de un tren lleno de gente vieron hace unas semanas a la consejera federal Doris Leuthard

(abajo, a la derecha). No quedaban asientos libres. La televisión pública suiza, SRF, sacó una foto y bromeó diciendo que, tal vez, al próximo debate político de ‘Arena’ (programa semanal) debería ir en bicicleta; haciendo así alusión a la iniciativa de la bicicleta que precisamente iba a ser sometida a debate esa noche.

Sí, claro que toma el tren. Y no solo porque es la ministra de Transportes, sino también porque es la responsable de las cuestiones de medio ambiente, energía y comunicaciones.

Hace unos años, Didier Burkhalter, siendo presidente y ministro de Asuntos Exteriores, apareció en Twitter mientras esperaba el tren rodeado de gente y sin la compañía de miembros de seguridad. Algo habitual entre los políticos suizos de alto rango. En Berna, la capital, no es raro encontrarse con un consejero federal que va en tranvía o de compras.

Pero evitar llevar guardaespaldas puede ser arriesgado. En 2012, Micheline Calmy-Rey –recién retirada de su cargo de ministra de Asuntos Exteriores– fue atacada en Ginebra por un hombre que le arrojó un pastel a la cara.

En situaciones de riesgo los líderes suizos tienen a su disposición un equipo de seguridad, pero sentarse en el suelo solo depende de ellos.​​​​​​​

Con información de SWI

Traducción *Lupe Calvo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: