Identificarse

Login

Usuario
Password *
Recordarme

 

bannere.png                             

Comentarios: 0

En un comunicado la comunidad de paz organización creada desde 1997 hizo un llamado sobre la incursión paramilitar en su territorio. 

San José de Apartadó es un corregimiento del Urabá antioqueño que ha sufrido durante mucho tiempo las embestidas del conflicto armado en Colombia. Cansados de la matanza, el 23 de marzo de 1997, con apoyo de los jesuitas, unos 500 campesinos de 17 veredas tomaron la decisión de organizarse y sacar de la guerra a su territorio. Fue así como, autónomamente, se declararon “comunidad de paz”.

Como comunidad, asumieron compromisos colectivos, como no portar armas, no consumir alcohol, no sembrar cultivos de uso ilícito, no manipular ni entregar información a ninguna de las partes en conflicto y no participar en la guerra.

hace pocas horas en un comunicado denunciaron la incursión de paramilitares en su territorio;  Comunicado público: 

"Nuestra Comunidad de Paz de San José de Apartadó se ve obligada a comunicar al país y al mundo la incursión criminal que tuvo lugar en la mañana de hoy 29 de diciembre de 2017 en nuestro asentamiento central de San Josesito, por parte de de un comando paramilitar que llegó con la intención explícita de asesinar al Representante Legal de nuestra Comunidad, GERMÁN GRACIANO POSSO.

Ya en las semanas y meses anteriores se notaba la intensificación progresiva de amenazas y operaciones de inteligencia que anunciaban un golpe grave contra la Comunidad de Paz. Nuestras constancias apremiantes dirigidas al país y al mundo no produjeron ninguna reacción ni protección de parte de las instituciones del Estado.

Previamente un paramilitar de nombre ARCADIO llegó conel pretexto de venderle un poco de cacao a la Comunidad para constatar la presencia de Germán, la cual comunicó inmediatamente por su celular. Minutos después, hacia las 10:15 horas, 4 paramilitares arribaron a la bodega donde la Comunidad comercializa el cacao. Entre los que llegaron estaba el mando paramilitar de la zona conocido como “FELIPE”, y además: RICARDO DAVID, ampliamente conocido en la zona y quienes se identificaron como: JAMES CARDONA HIGUITA (cc 1038811594) y HUMBERTO ANTONIO LONDOÑO ÜSUGA (CC 1028025340). Intentaron primero hacer entrar a un cuarto a varios miembros de la Comunidad que se encontraban allí a quienes amenazaron de muerte sacando sus armas. Varios miembros de la Comunidad reaccionaron y forcejearon con los criminales hasta lograr quitarle el arma a uno de ellos e inmovilizar a dos paramilitares quienes fueron atados. En el forcejeo, Germán y otros miembros de la Comunidad quedaron heridos, como también los dos paramilitares inmovilizados. La Comunidad llamó a la Defensoría del Pueblo para entregarle a los retenidos y en el momento de emitir esta constancia aún no han llegado.

Nos hemos comunicado hace unos momentos con el Vicepresidente de la República, General Óscar Naranjo, quien prometió examinar la enorme complicidad de la fuerza pública presente en la región, la cual, a nuestro juicio, ha sido el factor clave de la enorme libertad de acción con que los paramilitares se mueven en la zona.

Como les consta a todos los grupos que han sido solidarios con nosotros, se trata de ataques ampliamente anunciados y publicitados con la complicidad de todas las instituciones.

Sea esta la ocasión de agradecer nuevamente y profundamente a la inmensa red de comunidades y grupos del mundo que en pocos minutos han reaccionado manifestándonos su incondicional solidaridad.

Comunidad de Paz de San José de Apartadó

Diciembre 29 de 2017"

Cabe recordar que en diciembre de 2014 las Embajadas de Alemania y Francia otorgaron a La Comunidad de Paz San José de Apartadó una Mención de Honor en el marco del “Premio Franco Alemán de Derechos Humanos Antonio Nariño” por su trabajo humanitario. Desde 1997 más de 350 integrantes de la Comunidad perdieron la vida a manos de los diferentes actores del conflicto armado.

 

Precios del Mercado

Suscripciones

Powered by OrdaSoft!