Minería y otros sin sabores en visita del presidente de Colombia a Boyacá.

En la visita que hizo el presidente Iván Duque, al municipio de Aquitania, Boyacá, en la ejecución de los talleres “Construyendo País #23”, como era lógico la comunidad esperaba que el mandatario hablara sobre los temas del campo y las necesidades de la población; pero inicialmente su discurso se centró en la problemática de Venezuela, gran parte de la intervención la dedicó al «Cerco Diplomático».

El representante a la Cámara por Boyacá, César Pachón, le solicitó replantear la “posible guerra con Venezuela”.

La fascinación por el petroleo no se pudo disimular.

El resto de tiempo y según los compromisos expuestos por el Gobierno, Boyacá quedó proyectado como escenario para la minería, este departamento ha sufrido las consecuencias sociales y ambientales de la explotación minera, la cual ha sido beneficio económico para un circulo de personas, y para un porcentaje superior a este lo único que ha dejado es dolor.

Diariamente muchas personas sacrifican su salud y ponen en riesgo su vida en los socavones, ya sean legales o ilegales; situación que en nombre del supuesto “desarrollo” causa impactos irreparables en el territorio, la contaminación de los ríos y la destrucción de los páramos es evidente.

La ejecución de proyectos iniciaría en el momento en que la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) otorgue el permiso respectivo.

Felipe Bayón Pardo, presidente de Ecopetrol, ha señalado en diversos escenarios que el estudio de la respectiva licencia, para comenzar un plan piloto de exploración de crudo en yacimientos no convencionales con la técnica de fracturación hidráulica o fracking, sigue su curso en la Anla.

“El hecho de seguir impulsando la minería desconociendo la crisis por el agua que viven las comunidades donde esta actividad extractiva repunta, también es una problemática desconocida por el presidente. En este sentido consideramos que la economía naranja que tanto promueve y que tiene un componente fuerte para la promoción del turismo es sólo retorica, pues no existió en el taller y en los compromisos del taller acciones claras y definidas para fortalecer este reglón dentro de la economía departamental”. Así lo indicaron en Boyacá, en un comunicado de prensa.

“La normatividad de páramos, de parques nacionales naturales y el mínimo interés de los gobiernos por las comunidades campesinas es una constante y este taller lo dejó claro. El interés es Venezuela y el extractivismo”.

Además, se creó polémica en la jornada de la Presidencia de la República: La ministra de Justicia, Gloria María Borrero, dijo que su sueño y uno de los regalos para el Bicentenario era una cárcel para la región, lo cual generó diferentes reacciones entre ellas la del representante a la Cámara por Boyacá, Rodrigo Rojas, quien indicó que daba un «no rotundo a la propuesta, pues esperamos inversiones en educación, infraestructura, turismo, tecnología, Salud y vivienda. No más cárceles para Boyacá«.

PeriodistaCapital

PERIODISTA BOGOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Aldeasur.com está a prueba de Stephen Fry gracias a la caché de WP Super Cache