Lo mataron después de visitar a su novia en Saladoblanco.

Cuando Jarlinson Salas Rojas de 19 años, se desplazaba en su motocicleta hasta su casa en Oporapa, después de visitar a su novia en Saladoblanco, su velomotor sufrió una falla mecánica cuando pasaba por un sector de la vereda Gramalote, sobre la vía principal que comunica a ambos municipios.

Al revisar, se dio cuenta que la cadena estaba rota; según versiones de allegados llamó a su mamá para informar lo ocurrido y pedir que uno de sus hermanos lo ayudara para poder regresar a casa. Mientras esperaba, llamó a la novia y las últimas palabras que ella escuchó, fueron “Señor no me haga nada”, de inmediato salieron a buscarlo.

Al llegar a auxiliarlo notaron que lo hicieron ir cerca de la zona boscosa, donde le propinaron dos disparos en la cabeza, que lo dejaron sin vida en el lugar.

Según las primeras hipótesis, se trataría de un ajuste de cuantas, al parecer por motivos amorosos, autoridades investigan para dar con el paradero del agresor.

El acompañamiento exequial, se hará por parte de la empresa funerales El Camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Aldeasur.com está a prueba de Stephen Fry gracias a la caché de WP Super Cache