Les entregaron el muerto que no era.

En ambos casos la sorpresa y malestar fue grande cuando descubrieron que el cuerpo que estaban velando en medio de lágrimas, no correspondía al de su ser querido,

Andrea Peralta, hija de una de las fallecidas, cuenta que su madre Yaledy Peralta, falleció en la clínica Mar Caribe, en la ciudad de Santa Marta; la sorpresa fue enorme cuando llegaron a la funeraria, y la mujer se acercó al ataúd a ver a su mamá y encontró un rostro desconocido.

La misma escena vivieron los familiares de Lidia Mercedes Villamil, de 68 años. Ambas mujeres murieron con pocas horas de diferencia en la misma clínica.

Al momento de presentar el reclamo a las funerarias que tenían a su cargo la preparación y sepultura de los cuerpos, éstas responsabilizaron de lo sucedido a la clínica; argumentando que al parecer quienes intercambiaron los cuerpos de las mujeres fallecidas fueron los vigilantes de turno.

Evidentemente molestos por el “cambiazo”, los familiares de las dos mujeres aseguraron que demandarán tanto a la clínica como a la funeraria para que respondan y ese tipo de eventos que les generó dolor y angustia no se repitan en otras familias.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: