La corrupción mata, enferma, empobrece y genera exclusión.

La corrupción motiva mayor pobreza e inequidad y una desprotección total de los ciudadanos mas vulnerables.
El efecto de todos los males de la corrupción son una constante de poderes que atiende al que tiene dinero, emplazando al ciudadano del común y de escasos recursos, cerrando la puerta de frente por el interés de tener el corrupto, dinero fácil alrededor de acciones cargadas dentro de su «normal gestión para agilizar» por dinero adicional la gestión, recursos que llegan a sus bolsillos y que discrimina al mas necesitado; Ejemplo; si un hombre o mujer con mucho dinero quiere sacar un permiso para construir una casa este será atendido rápidamente por el funcionario corrupto con el fin de cobrar por su gestión dejando al lado al humilde que viene hacer el mismo tramite. . esta cadena es el más trágico: los ciudadanos que viven en estados con altos niveles de descontrol y corrupción ven cómo su calidad de vida empeora día a día.


Para que quede claro: que el dinero público vaya a las cajas de los partidos gobernantes y de sus dirigentes en vez de a hospitales, escuelas y rutas, no es el principal problema para los ciudadanos (aunque sea muy grave). Lo peor es que los estados corruptos son absolutamente incapaces de organizar a la sociedad y de responder a las necesidades de la población.
La corrupción nunca viene sola, sino que forma parte de un trágico combo que lastimosamente puede llegar a matar , y no hay mentira más grande que el repetido “roban, pero hacen”. 

Si roban, lo que hacen lo hacen muy mal.

Fuentes; Darío Mizrahi , José Ugaz, wwww.aldeasur.com


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Aldeasur.com está a prueba de Stephen Fry gracias a la caché de WP Super Cache