Al estilo de Romeo y Julieta ella y su novio tomaron del mismo veneno.

 

Al parecer por motivos pasionales la joven Andrea Bolaños Gómez de 22 años consumió un insecticida de garrapatas para acabar con su vida.

De acuerdo con la versión de Gilberto Sánchez Lozano de 19 años su compañero sentimental, la encontró en muy mal estado de salud y de inmediato la llevó a la unidad de urgencias del Hospital San Francisco de Asís de Palermo, donde la remitieron hasta el hospital universitario de Neiva por la gravedad de su estado de salud, pero fue imposible salvarle la vida, porque la sustancia tóxica ya había invadido todo su cuerpo.

Luego de enterarse del fallecimiento de su amada, Gilberto regresó a su vivienda en el municipio de Palermo al norte del Huila, en el barrio Altico y en medio del dolor que lo agobiaba al parecer ingirió los restos de la sustancia que había tomado Andrea, por fortuna algunos allegados se dieron cuenta  y lograron trasladarlo a tiempo al centro asistencial de la localidad y posteriormente remitirlo a la Unidad de Urgencias del Hospital departamental Hernando Moncaleano de Neiva, donde lograron salvarle la vida.

Los familiares no comprenden qué motivó a Andrea de tomar esta decisión que deja a una pequeña de tres años sin mamá.

Funcionarios de Criminalística de la Policía Metropolitana, fueron los encargados de trasladar el cuerpo de la joven mujer a Medicina Legal para los trámites respectivos.

Fotografía Olé mi diario.

www.aldeasur.com

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: